Características y medidas de mantenimiento para las bombas sumergibles

 En Bombas sumergibles

Aquellas personas que viven o laboran en lugares donde no llegan las redes de suministro de agua potable, conocen la dependencia de un pozo privado para conseguir agua potable de fuentes subterráneas, en estos casos los sistemas electromecánicos que fungirán como nuestros aliados son las bombas sumergibles, entre sus funciones se encuentran: bombear agua de pozos, manantiales o sistemas de riego, así como de uso doméstico para las albercas, fuentes o desagües.

En los servicios de bombas encontramos sistemas electromecánicos que ofrecen soluciones para los diferentes proyectos, que van desde piscinas, estanques o afluentes y funcionan para distintos niveles de caudal, inmersión o elevación. En cuanto a las bombas eléctricas encontramos tres tipos: centrífuga, periférica y sumergible.

Si necesitamos mover gran caudal de agua en poco tiempo, y que además sea de uso doméstico, lo recomendable es una bomba del tipo centrífuga, su capacidad varía desde los 120 a los 156 litros por minuto.

Cuando la necesidad requiere elevar el agua, es necesaria la bomba periférica, que dependiendo del modelo puede llegar hasta los 65 metros de elevación, ideal para uso agrícola.

Así que cuando tenemos definida la necesidad, siempre será útil explorar la amplia variedad de bombas que existen en el mercado, muchas de las cuales manejamos en Suhissa, sin embargo, en esta ocasión nos centraremos en las bombas que permiten la sumersión en agua y son eficaces para ciertas aplicaciones, además pueden resultar en hasta ocho metros en la elevación del agua. Estas bombas incorporan un sensor de nivel, que desconectan la bomba automáticamente cuando baja el nivel del agua; en el mercado se pueden encontrar de diferentes capacidades para cumplir con las exigencias de cada proyecto, también se diferencian por transportar o bombear agua limpia o sucia.

Para agua limpia se pueden encontrar de tipo bala, fabricadas de acero inoxidable, que por su altura máxima puede bombear el agua a mayor distancia, por lo que resultan ideales para las exigencias del trabajo agrícola. Se encuentran también las de uso doméstico que pueden transportar agua limpia o sucia y pueden mover agua a mayor velocidad, pero con una altura menor, lo que las hace ideales para albercas, cisternas, pozos, desaguar fosas y lugares donde se estanca el agua o drenar embarcaciones, entre otras necesidades, que además realiza de forma muy silenciosa. Para uso rudo, es fácil encontrar bombas de aluminio o acero inoxidable.

La diferencia entre agua limpia o agua sucia es indispensable, ya que se refiere al tamaño de partículas sólidas que pueden estar presentes en el agua que succionan y que pasarán a través de la máquina sin afectar su función; las bombas de agua sucia son utilizadas principalmente como bombas de desagüe, por lo que su diseño, motores y criba (amplios orificios por donde pasará el agua que succionan) están diseñados para transportar partículas en el agua, hasta de 35 mm.

Estos equipos de bombas, como su nombre lo indica, deben trabajar completamente sumergidos en agua; existen niveles mínimos de agua para operación que se deben respetar y que están relacionados con la altura de la criba, que en el caso de las bombas de uso doméstico y uso rudo, la medida aproximada es de siete a trece centímetros, variando según el modelo. En el caso de las bombas de uso rudo tipo bala, se tomará en cuenta a partir de donde se encuentre la criba, se calcularán 50 centímetros de agua hacia arriba o medio metro para su correcto funcionamiento. La recomendación es nunca encender los mecanismos en seco, ya que se dañarían rápidamente y en muchas ocasiones invalida la garantía.

Los mecanismos están equipados con largos cables de alimentación que están perfectamente sellados, de manera que al sumergirse es seguro y no hay ningún riesgo, sin embargo la clavija nunca debe mojarse ni ser sumergida y deberá de conectarse lejos de encharcamientos, salpicaduras o cualquier contacto con el agua; deberá ser conectado a un toma corriente que no tenga ningún desperfecto y esté instalado de forma adecuada, así como contar con tierra física, sin utilizar un calibre menor al recomendado porque podrían provocar caídas dentro de la tensión de la línea, pérdida de potencia en el motor y sobrecalentamiento del mismo.

Estas bombas sumergibles pueden ser colocadas de forma temporal o instaladas de manera estacionaria con tubería fija o mangueras flexibles de diferentes diámetros, pero recordando siempre instalarlas de forma vertical, y asegurándose de que queden bien asentadas, estables y cuidar que no haya obstrucciones ni paredes cerca del área de succión.

Estos mecanismos cuentan con flotadores que activan o desactivan el interruptor de encendido y apagado de la bomba, es decir que pueden trabajar automáticamente; una vez que el nivel de agua está alto, el interruptor permite que la bomba trabaje y cuando el nivel baja, el interruptor se activa apagando la bomba. Cuando buscamos apagar la bomba antes de que el nivel baje por completo, solo basta con desconectarla; es importante tener presente y no olvidar que la bomba debe colocarse de forma que permita que el flotador trabaje libremente.

Como profesionales tenemos diferentes recomendaciones que pueden ser útiles para alargar la vida de la bomba y aprovechar al máximo de sus servicios; a continuación algunas medidas de mantenimiento preventivo, así como de seguridad:

  • Cuando sea necesario variar ligeramente el arranque de la bomba con más o menos agua, la solución es ajustar el cable del flotador, de manera que sus movimientos sean holgados.
  • Una recomendación práctica para incrementar el área libre de succión es algo tan sencillo como colocar nuestra bomba sobre un ladrillo, que a su vez permite el libre movimiento del flotador.
  • Nunca transportar, cargar, sumergir o sacar del agua ninguna bomba cargándola del cable de alimentación o del cable del flotador, es mejor utilizar una cuerda para ayudarnos en la maniobra.
  • Al igual que con cualquier otra máquina, debemos respetar sus ciclos de trabajo recomendados, para brindarle al motor su tiempo de descanso, los cuales generalmente se basan en 50 minutos de trabajo por 20 de descanso; sin embargo nuestros motores pueden operar de forma continua si se opera a 30°C con una velocidad de flujo mínima de 0.5 ft/seg a través del motor.

Al adquirir una de las bombas sumergibles de Suhissa, comprobarán la eficacia de nuestros poderosos motores que están totalmente aprobados para años de operación efectiva con una excelente eficiencia. ¡Nos ponemos a sus órdenes!

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

0
puntos-clave-para-elegir-bombas-de-agua-tipo-sumergible-parte-i
contacto